El fusil

Existen varios tipos de fusiles pero se podrían resumir en dos grandes familias. Los de gomas y los oleoneumáticos. Ambos tipos disparan arpones o varillas metálicas, con puntas intercambiables, aunque los últimos modelos llevan la punta fija. Es decir, no intercambiable. A los de punta intercambiable se les puede añadir un tridente, que permite una mayor fijación de la presa, a costa de perder precisión en el tiro. El fusil se carga siempre dentro del agua.Un disparo accidental fuera del agua puede acarrrar funestas consecuencias, dada la fuerza de estas armas. Pueden alcanzar una distancia de 100 metros fuera del agua. Por eso no os paseeis por la playa con el arma cargada, o entreis en el agua con el fusil cargado. Puede ser muy peligroso.Sin embargo, dentro del agua, cuya resistencia es unas 800 veces mayor que la del aire, la distancia eficaz de un arpón varía entre 3 y 5 metros. A partir de esa distancia se pierde totalmente la precisión.

Fusil de gomas

Es el tipo de fusil mas extendido. Utilizan la elasticidad de dos tirantes de gomas, que al soltarse bruscamente al accionar el gatillo, impulsan el arpón. Están formados por un tubo hueco de acero inoxidable, carbono o cualquier material de última generación cerrado por los extremos. En uno de los extremos lleva una culata como la de un revolver y en el otro extremo una guía sobre la que se desliza la varilla. Los tirantes de goma se sujetan a la parte delantera y están cerrados en el otro extremo por el obús(una especie de alambre con forma de V). La varilla se desliza sobre el cañón hasta que entra por la culata y queda sujeta al gatillo a través de una muesca. La varilla tiene otras dos muescas más en las que se engancha el obús tras tensar las gomas. Cuanto más atrás enganchemos las gomas, más fuerza tendrá el disparo. La forma de cargar el fusil es apoyar la culata contra el pecho, sujetar las gomas con ambas manos y tirar con fuerza hasta engancharlas.

Fusil oleoneumático

Más o menos es un tubo en cuyo interior se inyecta aire a presión mediante una bomba tipo ciclista. Se introduce el arpón y se oprime hacia dentro del cañón con fuerza, con lo que el aire del interior se comprime a varias atmosferas, hasta que el arpón engancha con el gatillo. Este aire comprimido lleva una pequeña cantidad de aceite para facilitar el deslizamiento del émbolo que comprime el aire. Al oprimir el gatillo, el aire se expande y lanza el arpón a gran velocidad. Al ser un tubo cerrado, no hay pérdidas de aire ni aceite, con lo que basta con llenarlo al inicio de la temporada o cuando pierde potencia debido a alguna pequeña fuga.
Cressi sub - Apache.Tubo 28mm. Cabeza competición. Obus articulado. Flecha 6.5mm. medidas 55/70/90/100/115
Spora sub - Black Viper. Tubo 28mm. guia integral,apoyo de carga. Flecha 6.5mm. Medidas 55/70/90/100/115
Mares - Cyrano.Potencia 25 bars. Ajuste potencia. Medidas: 70/85/97
Sporasub - Murena. Tubo 25 mm. Obus en V. Flecha 7 mm. Medidas:35/50/75