Curso de buceo bajo el hielo
PANTICOSA 2007

.Los días 17 y 18 de febrero realizamos las prácticas del curso 2007 de buceo bajo el hielo en Panticosa. Era el tercer año que nos desplazábamos hasta este paraje para realizar un curso y a diferencia de otros año

s la incertidumbre reinaba en el ambiente…..habrá suficiente hielo?,nos preguntábamos.

La semana del 12 de febrero comenzamos la teoría del curso bajo el hielo. Consiste en preparar los reguladores para que no se congelen (aun así suele ocurrir a veces), controlar todo el equipo, planificar las inmersiones, coordinar los grupos, saber como comunicarnos con el grupo de superficie, etc.

Este ha sido un invierno muy suave y a pesar de tener información puntual sobre el estado del lago de Panticosa, partíamos hacia allí con la duda de poder sacar adelante este curso. Por si acaso todo estaba preparado, motosierras, clavos de hielo, piolets…la Guardia Civil avisada de nuestra presencia, permisos de acceso al Balneario,etc.

El viernes 16 por la noche llegamos al hotel Panticosa los doce componentes del grupo, hicimos la toma de posesión de nuestras habitaciones y a descansar para la dura tarea que nos esperaba al día siguiente.

.

El 17 nos levantamos temprano “07:15”, y después de un copioso desayuno nos dirigimos en nuestros vehículos y con todo el equipo hacia el lago, descubrimos al llegar lo que ya sospechábamos, el hielo no cubría el 100% de la superficie del lago, el uso de las motosierras no iba a ser necesario, y el acceso lo realizaríamos a pie para sumergirnos bajo el manto de hielo.

 

.Después de equiparnos cayéndonos la nieve encima, decidimos hacer dos grupos y penetrar atados con un cabo guía desde la orilla, pues teníamos unos cuatro metros de agua entre la zona de acceso y el hielo.Una vez en el agua comprobamos la temperatura 4º e iniciamos el descenso, la visibilidad bastante buena siempre y cuando no tocáramos el fondo, nos dirigimos durante unos ocho minutos en dirección oeste y echamos un vistazo al fondo del lago a unos diez metros de profundidad y completamente cubierto de un manto de vegetación, entonces decidimos ascender h asta la placa de hielo que para eso es para lo que hemos venido, y comprobamos que aunque parece poco espeso es muy sólido y completamente imposible ascender directamente a superficie, comprobamos que todo va bien y nos entregamos a disfrutar de la sensación y de los preciosos contraluces, hacemos unas pocas fotos y damos tres tirones al cabo para indicar al equipo de superficie que iniciamos la vuelta y que recojan cabo y así después de algo mas de veinte minutos volvemos a la superficie perfectamente secos y calientes gracias a nuestros trajes secos.

Ya de vuelta en el pueblo, cambiados de ropa y bien abrigados, nos vamos a comer a un restaurante típico del lugar, donde nos comemos un buen chuleton y unos vinos para entrar en calor, luego una buena siesta seguida de una cena mas ligera en el hotel y algunos a descansar y otro a conocer la vida nocturna de Panticosa que a juzgar por la hora a que llegaron algunos debe de ser muy movida.

.Al día siguiente la misma operación del anterior, la temperatura del agua algo mas baja 3º y algunos reguladores congelados con el consecuente flujo continuo, situación fácilmente solventada debido a nuestros equipos dobles y alguna botella lateral de emergencia, ya fuera del agua recogemos todo nuestro equipo, nos tomamos un caldo bien caliente y emprendemos el camino de vuelta a Bilbao, después de haber vivido una gran experiencia.

Queremos agradecer el buen trato recibido por parte del personal del Hotel Panticosa, así como la colaboración del responsable del balneario y el grupo de montaña de la Guardia Civil.

El año que viene repetiremos. ¡Animaos! 

NervionSub©